1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…
Lesiones del tendón de aquiles - Fisioterapeuta Deportivo Las Rozas - Rehabtiva

Lesiones del tendón de Aquiles

Hoy vamos a hablar de las lesiones del tendón de Aquiles. El tendón de Aquiles es el tendón más grueso de nuestro cuerpo. Al tiempo es el más fuerte de ellos, a eso se une que es visible y palpable. La misión de este tendón es primordial, ya que transmite la fuerza que hacen los gemelos y el sóleo al pie. Así en cada paso o zancada que damos el tendón se tensa para realizar su función. Nos dice el Doctor López Capape, cirugía ortopédica y traumatología deportiva, que las lesiones del tendón de aquiles, se pueden clasificar en dos grupos:

  • las roturas del tendón.  Son agudas e incapacitantes, en la mayoría de los casos precisan tratamiento quirúrgico,
  • tendinopatías, pueden ser crónicas. la inflamación no suele ser muy evidente, salvo en algunos momentos. Relacionadas con el sobreuso, casi siempre en deportes en los que predomina la carrera y el salto. Para su resolución suele bastar con un tratamiento conservador.

Fisioterapia Deportiva en Las Rozas

Quizás alguno de vosotros precisa de un servicio de fisioterapia deportiva, o una sesión de osteopatía. En Rehabtiva encontrarás un completo cuadro de Fisioterapeutas titulados. Que valorarán tu lesión o dolencia. Las lesiones del tendón de aquiles son de las más habituales en la consulta. Al tiempo te aconsejarán sobre la mejor forma de practicar tu deporte favorito. Para minimizar las posibilidades de lesión asimiladas a esa práctica. Podéis acceder a nuestros servicios en Las Rozas, llamándonos al +34 91 710 5425 ó pedir cita en nuestro servicio de cita online Rehabtiva Las Rozas.

Corredores de fondo y lesiones del tendón de aquiles

Por la naturaleza de la práctica de los corredores de fondo, es complicado conocer a uno que tras años de correr no haya presentado molestias en el tendón de aquiles. Pero no es habitual que están sean graves, es decir las roturas del tendón. Las lesiones graves son más habituales en saltadores de vallas, o velocistas. Incluso en jugadores de tenis. Por eso las lesiones relacionadas con los corredores de fondo más usuales son las tendinopatías. Suelen ser crónicas, muchos corredores pueden arrastrar estas dolencias durante años. Cuando nos enfrentamos a una lesión debemos saber qué la produce, cómo podemos prevenir su aparición y qué hacer una vez que la sufrimos.

Lesiones del tendón de aquiles - Fisioterapeuta Deportivo en Las Rozas - Rehabtiva

Tendón de aquiles y su afectación

Ya hemos dicho en alguna ocasión que este tendón viene a insertarse en el hueso del talón. Que se llama calcáneo, de ahí que podamos oír en alguna ocasión que se le llame “tendón calcáneo”. Bien depende de dónde se produzca la afección del tendón, se da un nombre u otro a la misma. Si es en la porción media del tendón, la más fina, se denomina Tendinopatía Aquílea. Si la afección es en la zona de la unión del tendón con el calcáneo, se llama Tendinopatía Aquílea Insercional.

Lesiones-Tendón-de-Aquiles-Rehabtiva-Fisioterapia-Las-Rozas

Cómo tratar estas dolencias

Por lo general las lesiones del tendón de aquiles son leves. En el caso de que sean graves nuestro fisioterapeuta nos derivará al especialista para valorar otras opciones. Lo normal es que se deba dejar de correr. Porque la dolencia aparece por correr. Una vez que dejamos de correr empezamos a tratar el tendón. Para no perder capacidad aeróbica se puede cambiar de actividad. Si el grado de la lesión es muy leve bastará con bajar la carga y la intensidad. Quizás meter días de descanso, bajar los kilómetros. Nuestro fisioterapeuta tratará el tendón y su inserción en el calcáneo, al tiempo que descargará el músculo que actúa sobre este. Para ello se usarán las terapias más convenientes en cada caso.

Podemos hacer algo para prevenirlo…

Definitivamente sí, siempre se puede prevenir en parte la aparición de dolencias y lesiones. Para ello basta con seguir algunas indicaciones. La mayoría de sentido común, pero de esas que no está nunca de más el recordarlas. Cuando empezamos a entrenar o retomamos los entrenos después de un periodo de descanso. Debemos incrementar la intensidad y volumen de forma gradual, nunca de golpe. Jamás si existen molestias que no sean las lógicas agujetas. Vigilar siempre el calzado. Hay que usar el calzado apropiado tanto a nuestro peso, forma de correr, terreno y distancia a entrenar. No uses más de lo debido las zapatillas, si pierden amortiguación o estabilidad es hora de jubilarlas. Aconsejamos un estudio de la pisada. Los estiramientos, esos grandes olvidados. Estirar, estirar y volver a estirar. Descanso como unidad de entrenamiento. El descanso ayuda a cuidar los tendones, y el resto del organismo. Disfruta las horas de sueño que necesitas, no las acortes. Si acumulas sesiones largas de entrenamiento descarga las piernas con masajes. Comer y beber. No es ningún secreto, una buena alimentación e hidratación es la clave de un cuerpo sano. Existen suplementos para conservar los cartílagos y tendones, consúltalo.

Y una vez que empecemos a sentir molestias, no pensemos en que no es nada. No seas tú el que decide que son molestias sin importancia. Consulta a un especialista o pásate por la consulta, para que valoremos qué es lo que te pasa. No parar a tiempo puede significar agravar la lesión.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resolver : *
13 + 28 =