1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…
Lesiones de corredores - Rehabtiva - Fisioterapia Las Rozas

Lesiones de corredores, algunas más

Volvemos a la carga, una nueva entrega de lesiones de corredores. En otras dos entradas anteriores hemos hablado de lesiones de corredores. No significa que estas lesiones sean “exclusivas” de los corredores, nada más lejos de la realidad. Esa gente que corre en paños menores, bajo un sol de castigo o una lluvia torrencial, no son tan especiales como para tener lesiones únicas. Bueno lo cierto es que si son especiales, pero sus lesiones no son exclusivas de ellos. Hoy veremos otras tantas para sumar a las anteriores.

Fisioterapeuta deportivo en Las Rozas de Madrid

En Rehabtiva disponemos de expertos fisioterapeutas deportivos, titulados en fisioterapia. Ellos forman nuestra área de Fisioterapia Deportiva. Con Carlos Rodrigo Sierra a la cabeza, bien franqueado por Diego Tercero López y por Nadia Soriano Gil

No solo se enfrentan a solventar los problemas derivados de lesiones o gestos técnicos erróneos. Pueden ayudarte a prevenirlos, mediante el consejo y otras medidas preventivas eficaces. No solo tratamos los problemas, nos adelantamos a su aparición.

Pásate por nuestra consulta y conoce a nuestros profesionales. Te mostraremos lo que la fisioterapia deportiva y tu fisioterapeuta deportivo pueden hacer por el cuidado integral de tu salud. Si quieres concertar cita llama al +34 91 710 5425  Disponemos también de servicio de cita online Rehabtiva Las Rozas.

Lesiones de corredores

Desde sobrecargas, esguinces, torceduras, el catalogo de lesiones de corredores es realmente amplio. El deporte del correr, se distingue por ser un deporte de impacto. Esos impactos repetitivos y constantes pueden ser la fuente de problemas. Si a ello le unimos, gestos técnicos mal ejecutados o  no optimizados a la medida del corredor, se tornan en problemas graves. Vamos a ver algunas de esas lesiones que nos hemos ido dejando en el tintero.

La sobrecarga del piramidal

EL piramidal es un músculo que se sitúa en la pelvis. En la región glutea, desde la cara anterior del sacro y llega a insertarse en la cara superior del trocánter mayor del fémur. ¿Su función?, estabilizar la cadera. Suele ser común la sobrecarga del mismo en corredores. Sobre todo las corredoras son propensas a sufrir esta sobrecarga. Las causas de la misma, suelen ser posturales o por un exceso de entrenamiento. Generalmente ese exceso de entrenamiento es por un volumen superior al que estamos acostumbrados. Los síntomas para detectar que la sufrimos, es un dolor nervioso similar a la ciática. Se debe al acortamiento de ese musculo y a la tensión que ello produce. La mejor forma de prevenirla, son los estiramientos de esa zona. La mejora de la técnica de carrera, fundamental el control pélvico. Mejorar las posturas en tareas cotidianas.

Lesiones de corredores - Fisioterapia Las Rozas - Rehabtiva

La periostitis tibial

El periostio es la membrana que cubre la tibia. Esa membrana puede inflamarse si sufre una fuerte tensión. Si no se trata convenientemente, la inflamación puede degenerar en lo que se conoce como fractura de estrés. Se nota un dolor en la cara interna de la tibia, en el tercio inferior. Se percibe el dolor al presionar. Se puede dar también en la cara exterior, pero no es lo usual. Cómo podemos llegar a esta lesión, desde una mala elección de calzado. Una hiperpronación del pie. La superficie sobre la que se corre, abusar de superficies duras. Una progresión de cargas al entrenar no estudiada ni reflexiva. Y por supuesto la madre de todas las causas, una deficiente técnica de carrera. Para la prevención se precisa tener los músculos adyacentes en buen estado. La aplicación de hielo tras los entrenamientos. Un estudio biomecánico de la pisada, en el que se verá la necesidad o no de usar plantillas correctoras de la pisada.

La fractura de estrés

Entre las lesiones de corredores las fracturas de estrés están al orden del día. Es consecuencia de los impactos que se repiten con cada zancada. Se producen micro-roturas óseas. Los huesos en los que es más común encontrarlas son los metatarsos y los de la cara interna de la tibia. Al correr se presenta dolor que va en aumento, cuánto más se prolongue el ejercicio más crecerá el dolor. Se produce por la dureza de la superficie de entreno. Un mal calzado o por incrementar  la carga de entrenamiento inadecuadamente. Para prevenirla, lo mejor es variar las superficies en las que se corre. Disfrutar de una diera variada en la que se incluya calcio o usar unas zapatillas que se adapten a tus cualidades, peso, altura y tipo de pisada.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resolver : *
19 + 2 =