1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…
Otoño - dieta para afrontarlo

Otoño: una dieta equilibrada para afrontarlo

El Otoño ha llegado y nuestras necesidades nutricionales varían con el cambio de tiempo, para conseguir toda la energía precisa para afrontarlo con garantías es necesario que pongamos especial énfasis en el cuidado de una dieta equilibrada. Ya os comentamos hace poco algún consejo para afrontar la vuelta al cole después de las vacaciones, en esa ocasión también os dimos unas consignas para la alimentación, hoy vamos a profundizar más en el tema del dieta, nuestra actividad laboral está ya a pleno rendimiento, las jornadas intensivas son historia y hemos vuelto a maratonianas jornadas partidas, además se suma otro factor de suma relevancia el cambio de tiempo, frío, humedad y días más cortos se “alían” para jugarnos una mala pasada, es por ello que la alimentación se torna en nuestro principal aliado para afrontar el Otoño con garantías de sobrevivir a él plenos de energía y vitalidad.

Otoño - dieta para afrontarlo

Otoño: a cuidar nuestra alimentación

Para afrontar con garantías las estación del Otoño, vamos a seguir unas recomendaciones en nuestra dieta:

  • beber más agua,
  • desayunos repletos de energía,
  • añadir zumos de frutas, y
  • sumar a los alimentos a ingerir los frutos secos.

Beber agua sirve para la eliminación de las toxinas que se acumulan, mantiene la hidratación de nuestro cuerpo, y nos ayudan a mantener los riñones en perfecto estado para que acometan su importante trabajo. Lo recomendable son los dos litros de agua diarios, es cierto que hay personas que literalmente no pueden con el agua, pues apoyémonos en infusiones, caldos, y/o zumos naturales, para mantener la hidratación de nuestro organismo.

Si algo parece que nos falta en Otoño es la energía, por eso empezar el día con un desayuno que nos cargue las pilas parece una gran idea, para ello debemos cubrir las necesidades diarias de vitamina C, por ejemplo con un vaso de zumo de naranja natural y recién exprimido, una buen ración de cereales, y sin olvidar la ingesta de lácteos, no tiene porque ser leche, valen los yogures o los quesos frescos.

Las dos recomendaciones anteriores ya incluyen la ingesta de zumos de frutas, a mayores cualquier momento del día es bueno para tomarlos, cumplen la función de hidratar y son un vehículo maravilloso para transportar a nuestro organismo las vitaminas, enzimas y resto de nutrientes que son básicos para nuestro devenir diario.

Los frutos secos nos aportarán la energía que precisamos, hay bastantes formas de incluirlos, ya sea como parte del desayuno energético del que hablamos antes, o a media mañana o media tarde, en ensaladas o en postres, las almendras, las avellanas o las nueces cumplen con creces la misión de aportar energía a nuestro organismo.

Una dieta equilibrada para afrontar el Otoño

Otoño: alimentos propios de esta estación

Todas las estaciones tienen sus alimentos más comunes, el Otoño no es diferente, algunos de estos alimentos que llamamos de temporada son los siguientes:

  • las setas, tienen altos contenidos de yodo, fósforo, hierro o vitaminas, nos aportan además proteínas y son pobres en hidratos de carbono lo que se reduce en un aporte calórico mínimo. No podemos olvidar que son un ingrediente central en muchos guisos y comidas, lo que ayuda a incorporarlas a la dieta habitual.
  • la calabaza, vitaminas C y E, rica en potasio, con muy pocas calorías, ideal para preparar cremas o purés, e incluso como ingrediente principal de algún postre.
  •  las castañas, destacan estos frutos secos por su alto contenido en almidón y al tiempo bajo o casi nulo contenido de grasas, si a eso le sumamos su aporte de magnesio, hierro o fósforo, así como las vitaminas C y E, estamos ante un fruto seco ganador.

En Otoño no olvidar el hierro

No queremos terminar este artículo sin hablar de la importancia del hierro en la dieta de Otoño, la carencia de hierro en nuestro organismo nos produce esa sensación de cansancio y debilidad tan propia de esta estación, la solución no descuidar su aporte en nuestra dieta. El hierro es usado por nuestro organismo en multitud de funciones corporales, las mujeres en edad fértil son las que mayor cantidad de hierro consumen al cabo del día. En teoría la alimentación debería reponer aquella parte de hierro que perdemos al cabo del día, pero en ocasiones no es fácil hacerlo.

El aporte de hierro en nuestra dieta lo podemos conseguir en una gran variedad de alimentos, de origen vegetal o animal. Pero a pesar de encontrarse en un amplio espectro de alimentos, a veces es complicada su absorción por parte de los intestinos, algo que facilita esta labor es consumir el hierro en compañía de la vitamina C, consigue multiplicar la absorción del hierro. Por ejemplo, usar en las legumbres el zumo del limón, una guarnición de pimientos en ensalada con la carne o el pescado.

1 comentario
  1. Nerea
    Nerea Dice:

    Buenas tardes!! Me ha encantado lo que decis en el artículo y, además, creo que la pagina es muy interesante. Me parece fatal la falta de coinciencia que hay entorno a la comida sana. Hay cada vez más restaurantes que ofrecen comida basura como si fuese sana. Cada vez suelo frecuentar más lugares de agricultura ecológica, pues son los únicos que te ofrecen alguna garantía sobre la procedencia de los alimentos. Besos y me encanta vuestro blog!!

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resolver : *
13 − 6 =