1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…
Hidratación y nutrición

Hidratación y nutrición en Verano

La hidratación y nutrición ahora que llega el Verano es tan importante o más que en el resto del año cuidar y vigilar tanto nuestra hidratación como la nutrición, en Verano se tiende a relajar las costumbres y eso hace mas lasa nuestra dieta. Es un error grave, hay que tener en cuenta que las condiciones climatológicas en esta época del año son más severas con el organismo, aunque el ir en camiseta o pantalón corto nos de una sensación distinta, el verano tiene sus riesgos y debemos hacer las cosas necesarias para que no nos afecte a la salud.

No deberíamos buscar “motivos” para cuidar y pensar en la hidratación y nutrición más conveniente para nuestras circunstancias concretas, pero es cierto que tendemos a pensar en ello cuando queremos adelgazar o nos preocupa qué comer cuando estamos haciendo deporte, en nuestra Consulta tenemos un área dedicada a la nutrición y el deporte, en ella tenéis a Irene Cañadas nuestra nutricionista que se pondrá con vuestro caso de forma individual para daros el mejor servicio posible, sabéis que podéis llamarnos al +34 91 710 5425 ó pedir cita en nuestro servicio de cita online Rehabtiva Las Rozas.

Hidratación y nutrición - Blog de Rehabtiva Las Rozas - Fisioterapia y Nutrición

La importancia de la hidratación y nutrición en Verano

Cada uno de nosotros tenemos unas necesidades de hidratación específicas, en ellas influyen cuestiones como nuestro metabolismo, nuestro nivel de actividad física, el sexo o la edad, incluso en sujetos con características muy similares, pueden no llegar a ser las mismas necesidades si las condiciones climáticas y el ambiente donde viven es completamente distinto. Por lo general hay grupos de población con mayores necesidad de hidratarse, como las personas mayores, los más pequeños y la gente con una actividad física elevada.

Las consecuencias de la deshidratación

La deshidratación es una pérdida de agua en el organismo, esa pérdida de agua conlleva al tiempo la pérdida de sales minerales, esto ocurre porque hay una gran diferencia entre el líquido eliminado y el líquido de reposición, las consecuencias de ese desfase pueden llegar a ser muy graves, dependiendo sobre todo de la pérdida de líquido en proporción con nuestro peso corporal, esto es si perdemos algo más de un uno por ciento de líquidos respecto del peso corporal, se dan episodios de bajada del rendimiento físico y empezamos a perder el control sobre la temperatura corporal. Cuando lo eliminado pasa del cuatro por ciento, el rendimiento baja considerablemente, se pierde capacidad de concentración, aparecen fuertes dolores de cabeza, somnolencia e irritabilidad, así como aumentos de la temperatura del cuerpo y la tasa respiratoria, el número de respiraciones en un tiempo determinado. Pasado el límite de un diez por ciento de pérdida de líquidos respecto del peso corporal existe peligro cierto de muerte.

Es muy importante interiorizar que no es necesario esperar a tener sed para beber. 

Hidratarse con algo más que agua

El agua debería ser nuestra bebida de cabecera, sobre eso no hay discusión alguna, lo cierto es que a la hidratación que nos llega por ese bien tan preciado, debería sumarse con el consumo de verduras y sobre todo de fruta, porque nos aportan al tiempo sales minerales, que perdemos con la sudoración y la pérdida de líquidos, potasio y magnesio se encuentran en verduras y frutas. Un grave error que se suele cometer en verano, es pensar que unas cervezas frías pueden ser nuestra aportación a la hidratación, las bebidas alcohólicas incluso con una graduación mesurada, son diuréticas y ayudan a perder líquidos con mayor rapidez, craso error.

Hidratación y nutrición para deportistas

En verano todo el mundo pierde más y a mayor velocidad líquidos, si a eso le sumas que practicas deporte con asiduidad, más todavía. Por eso si el resto del año es de suma importancia la rehidratación, tanto antes, durante como después del esfuerzo físico, en verano lo es aún más. Los que practican deporte saben mejor que nadie que el aumento de la fatiga está relacionado con la pérdida o falta de líquidos, se disminuye nuestro rendimiento y se corre el riesgo de padecer un golpe de calor, los síntomas del golpe de calor pueden confundirse u obviarse, en este artículo lo explican.

Y para comer qué…

Teniendo ya perfectamente claro lo que es importante en hidratación y nutrición en verano, nos queda saber qué debemos comer, y en resumen es algo que ya hemos comentado frutas como la sandía, o el melón, que nos aportan líquidos. La fruta mejor cruda de tal forma que no pierdan el agua que contienen. Las verduras, en los días de calor ya sea en ensaladas, el plato estrella, o como guarnición acompañando a platos de carne o pescado. Ensaladas en las que mezclemos verdura con pollo o pavo, quesos frescos o huevos cocidos, de tal forma que aseguramos hidratación, consumo de proteínas y bajas calorías. Y no solo hay que pensar en qué comer, también debemos pensar que no es bueno comer fritos o platos con exceso de grasa, en verano es mejor asegurarnos digestiones rápidas y que no se conviertan en un continuo malestar.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resolver : *
13 × 7 =